¿Cuánto tiempo se pueden usar correas de trinquete? Consejos de seguridad y vida útil

Publicado:
¿Cuánto tiempo se pueden usar correas de trinquete? Consejos de seguridad y vida útil

Las correas de trinquete son herramientas esenciales para asegurar la carga durante el transporte, almacenamiento, transporte y otras aplicaciones. Estas correas versátiles están diseñadas para ser duraderas y confiables, pero como cualquier herramienta, tienen una vida útil limitada. Saber durante cuánto tiempo puede usar correas de trinquete de manera segura y comprender los factores que afectan su longevidad es crucial para garantizar la seguridad de sus cargas y la seguridad de quienes lo rodean.

En este artículo, exploraremos la vida útil de las correas de trinquete y brindaremos valiosos consejos de seguridad para ayudarlo a maximizar su utilidad y minimizar los riesgos asociados con las correas desgastadas o dañadas. Analizaremos la importancia de las inspecciones periódicas, el mantenimiento adecuado y el reemplazo oportuno para garantizar que sus correas de trinquete permanezcan en óptimas condiciones.

¿Cuánto duran las correas de trinquete?

En promedio, las correas de trinquete pueden durar entre 2 y 4 años, dependiendo de la calidad de la correa. Las correas que se usan diariamente para cargas pesadas pueden durar solo 6 meses, mientras que las que se usan una o dos veces al mes pueden durar hasta 4 años.

Consejos para hacer que la correa de trinquete dure más

Consejos para hacer que la correa de trinquete dure más

Los factores clave que afectan la vida útil de las correas de trinquete generalmente incluyen la frecuencia de uso, almacenamiento y umbrales de mantenimiento, o elementos de exposición.

La forma más sencilla de conservar la correa de trinquete es guardarla adecuadamente. Cada vez que use la correa, tómese unos minutos para enrollarla y quitar la correa del mecanismo de trinquete para evitar quemaduras y cortes por fricción. Es necesaria una bolsa de lona para proteger las correas del entorno hostil cuando no se utilizan.

Además, guárdelo en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa, ya que los rayos UV pueden descomponer las fibras de poliéster con el tiempo, provocando fragilidad y decoloración. 

A veces, cuando usa las correas de amarre en un ambiente con alto nivel de humedad, como el remolque de plataforma o la parte trasera de la carga, asegúrese de que estén completamente secas antes de guardarlas. Porque la humedad puede provocar moho, hongos y corrosión y dañar las correas de poliéster de las que están hechas las correas de trinquete.

El mantenimiento regular también es importante. Se recomienda utilizar el spray de silicona seco al menos una vez al año para mantener la correa de trinquete alejada del óxido y hacer que los herrajes de la correa se muevan suavemente. Recuerde lubricar únicamente el mecanismo, no las correas.

¿Cómo utilizar correctamente una correa de trinquete?

Primero, abra completamente la palanca del trinquete y pase el extremo libre de la correa a través de la ranura. Tire de la correa y deslícela debajo del mecanismo de trinquete y apriete 2 o 3 veces para sujetar ligeramente la correa. No gire demasiado el mango del trinquete, ya que podría dañar la correa o el seguro de la carga.

Luego, inserte los ganchos de la correa en los puntos de anclaje de su vehículo/carga y tire del extremo suelto para eliminar toda la holgura de la correa. Bombee la palanca del trinquete hacia adelante y hacia atrás para apretar la correa hasta que esté tensa.

Es necesario cambiar la correa del trinquete

Es necesario cambiar la correa del trinquete

Los signos comunes de una correa de trinquete desgastada:

  • Abrasiones, cortes, desgarros, enganchones o agujeros en las correas
  • Costuras rotas, desgastadas o arrancadas, especialmente en los empalmes que soportan carga.
  • Signos de degradación por luz ultravioleta, como decoloración del color de la cinta, hilo superficial desigual o desorientado o endurecimiento de la cinta
  • Marcas de quemaduras, derretimiento, carbonización o salpicaduras de soldadura en cualquier parte de la correa
  • Quemaduras ácidas, alcalinas o cáusticas en las correas.
  • Nudos, torceduras o torceduras en cualquier parte de la cinta.
  • Distorsión, picaduras excesivas, corrosión u otros daños a las hebillas, accesorios de los extremos o herrajes.
  • Mecanismo de trinquete obstruido, rígido o difícil de accionar

¿Cuándo se debe inspeccionar la correa de trinquete?

Inspeccione las correas de trinquete antes y después de cada uso. Verifique si hay signos de daño en su último envío de carga o, como mínimo, examine sus correas cada dos semanas si no las usa con frecuencia. Es importante comprobar periódicamente el desgaste de las correas; cuanto más a menudo los inspecciones, más seguros estarán, ya que identificarás cualquier daño rápidamente.

Preguntas frecuentes

¿Qué causa que mis correas de trinquete se aflojen y cómo puedo evitarlo?

Las correas de trinquete pueden aflojarse debido a las vibraciones durante el transporte o al uso inadecuado. Para evitar esto, asegúrese de que estén correctamente enroscados a través del mecanismo de trinquete, apretados y que el trinquete esté bien cerrado.

¿Cómo puedo evitar que mis correas de amarre se agiten con el viento durante el transporte?

Para evitar que las correas de amarre se muevan, puede usar correas de lona de goma o cuerdas elásticas para mantener asegurado el exceso de correa. Asegúrese de que no estén cerca de bordes afilados o escapes calientes que puedan causar daños.